Transportar productos de un punto de origen a un punto de destino

Guía sobre logística y distribución de pedidos en mercados internacionales

Transportar productos de un punto de origen a un punto de destino

1 Descripción general

El desafío

Has llevado a cabo un estudio de mercado y has detectado el mercado potencial extranjero más adecuado para tus productos. Ahora debes pensar en cómo vas a transportarlos desde el punto de origen hasta el punto de destino.

Si diseñas una estrategia global de logística y distribución internacional, podrás suministrar tus productos de forma segura y continuada al nuevo mercado.

Tu objetivo

Contar con una estrategia internacional de logística y distribución de pedidos que garantice la entrega puntual de tus pedidos en el mercado de exportación sin superar tu presupuesto.

Cada vez son más las empresas que deciden introducir sus productos en mercados potenciales extranjeros. Según un informe del 2015 realizado por Accenture y AliResearch, el comercio internacional transfronterizo aumenta un 28 % cada año.1 Para satisfacer esa creciente demanda, la cantidad de empresas de distribución, de redes de transporte y de empresas especializadas en el cumplimiento de las normativas legales es cada vez mayor, y cada vez son más profesionales.

La estrategia

En función de tu estrategia empresarial, puedes optar por un modelo de comercio transfronterizo o bien por tener una entidad dentro de una región concreta, como un almacén, que se encargue del suministro de pedidos locales y regionales.

Supongamos que tu centro de suministro se encuentra en Asia y que muchos de tus clientes están en el Reino Unido. Podrías establecerte en una ubicación concreta de Asia y enviar los productos directamente al Reino Unido, ya sea a tus clientes o bien a un centro regional que se encargue de distribuirlos.

2 Satisfacer las necesidades de exportación

Como en el caso de cualquier otra empresa de comercio electrónico, tu estrategia de logística y de distribución de pedidos va a depender de una combinación de factores entre los que se encuentran:

  • El lugar de origen de los productos
  • El lugar de destino de los productos
  • El importe medio de la cesta de la compra o el valor medio de pedido
  • La marca de la empresa y el margen del producto
  • El peso del producto
  • Las preferencias establecidas respecto al seguimiento y a los seguros
  • Las preferencias en cuanto a las empresas de transportes
  • Las preferencias de los clientes respecto al envío
  • Los costes del producto
  • Las restricciones y normativas que afectan al producto
  • Las aduanas y los aranceles.
  • A continuación te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a diseñar una estrategia adecuada de distribución de pedidos, transporte y cumplimiento.

Evaluar el tipo de modelo de distribución de pedidos que necesita la empresa

¿Tus productos se envían de tu país al país vecino, de una región a otra o deben atravesar una nueva zona de aduanas? El modelo que elijas para enviarlos dependerá del lugar al que los exportes. El mercado en el que se venden tus productos es nacional, pero la zona de envío es muy extensa.

Esto ocurre si, por ejemplo, tu empresa se encuentra en Estados Unidos. Puedes encargarte personalmente de la distribución de los pedidos o bien subcontratar los servicios de una empresa externa de distribución y entrega que se encuentre en una zona centralizada.

Esta empresa se encargará de entregar tus productos puntualmente. Además, sabrá qué productos están prohibidos en cada mercado y tendrá acceso a servicios de mensajería fiables.

El hecho de trabajar con una empresa externa de logística supone muchas ventajas:

  • No tienes que preocuparte por la logística.
  • Ahorras en costes generales y de contratación de personal.
  • Podrás beneficiarte económicamente de su potencial de adquisición en cuestión de embalaje y costes de envío.
  • Si tus promociones son cíclicas o de temporada, o no tienes la infraestructura necesaria, una empresa externa te permitirá ampliar rápidamente tu capacidad.

Si un producto debe atravesar una nueva zona de aduanas, puedes colaborar con una empresa externa de distribución.

Ellos se encargarán de:

  • Conocer la normativa de importación y exportación de tu nuevo mercado.
  • Entregar tus productos puntualmente.
  • Saber qué productos están prohibidos en cada mercado de exportación.
  • Tener acceso a servicios de mensajería fiables que puedan entregar tus productos a tiempo y en perfecto estado.

Decidir con qué empresa de distribución colaborar

¿Necesitas los servicios de logística de un proveedor externo o un centro propio de distribución de pedidos?

Puede que ya hayas empezado a enviar tus productos a un mercado potencial extranjero. No obstante, si quieres aumentar notablemente las ventas internacionales, puedes ahorrar tiempo y dinero usando un servicio de distribución y logística. El objetivo de estos servicios es eliminar las numerosas complejidades relacionadas con los envíos internacionales.

Una empresa de distribución de pedidos colaboradora puede:

  • Disponer todo lo necesario para que tus productos cumplan las normativas de importación y exportación aplicables.
  • Entregar tus productos puntualmente.
  • Automatizar todos tus pedidos.
  • Seleccionar servicios de mensajería de confianza para entregar tus productos.
  • Reducir los costes de los envíos.
  • Simplificar todo el proceso de envío de tu empresa.

La empresa de distribución de pedidos con la que colabores puede estar situada en el mismo país que la tuya, en un país distinto, o en ambos. Tu elección dependerá en gran medida de los objetivos que te hayas fijado para expandirte al nuevo mercado potencial.

Si externalizas los servicios que ofreces a un centro de distribución situado en el país de tu mercado potencial, ampliarás la cobertura internacional de tus productos de forma más rápida y sencilla. Estos centros de distribución almacenarán tus productos y los entregarán a los clientes de forma mucho más eficaz de lo que lo haría tu empresa.

Decidir cuántos centros de distribución se necesitan en función de la demanda de los productos, del coste total y de la experiencia del cliente

La cantidad de centros de distribución que elijas dependerá de la ubicación del mercado de exportación, de la demanda que prevés que tendrán tus productos y de tu presupuesto.

Puede que te interese tener solo un gran centro de distribución de pedidos centralizado para gestionar la entrega de productos o que prefieras tener varios más pequeños que te den más flexibilidad en tu día a día.

Averiguar en qué tipo de canales opera el centro de distribución

Algunos, como Amazon, se dedican exclusivamente al comercio electrónico. Otros pueden servir tanto pedidos de tiendas físicas como de comercio electrónico.

3 La importancia del transporte

Tu estrategia global de logística y distribución internacional debe contemplar tanto la planificación del transporte como el cumplimiento de las normativas. Las decisiones que tomes en relación con el cumplimiento afectarán a tu estrategia de transporte y viceversa. Además, debes asegurarte de que tus proveedores de distribución conozcan el tipo de productos con los que trabajan. Es importante que estés informado del coste y de la experiencia de tus proveedores de transporte.

Evaluar y determinar las expectativas de los clientes locales en cuanto a rapidez, opciones y experiencia de entrega

Más del 50 % de las llamadas y los correos electrónicos que reciben las empresas exportadoras tienen que ver con problemas relacionados con el transporte Es comprensible que los clientes quieran saber dónde se encuentran sus paquetes. Para que estén satisfechos, utiliza un operador de servicio de atención al cliente que haya recibido la formación adecuada y pueda gestionar las llamadas y realizar el seguimiento de los pedidos.

Si tu empresa se encarga personalmente de distribuir los pedidos, debes procurar encontrar servicios de mensajería que entreguen los productos al nuevo mercado de exportación. Una buena idea es utilizar Google Surveys para preguntar a los clientes cuáles son sus métodos de entrega preferidos.

Averiguar cómo es el sector del transporte en el mercado local

Puede estar fragmentado, consolidado o dominado por unas pocas empresas.

Obviamente, una empresa de distribución de pedidos y entregas sabrá cuáles son los transportistas más adecuados para tu nuevo mercado de exportación.

Si tu empresa se encarga personalmente de la distribución de los pedidos, elige cuidadosamente a los transportistas locales del mercado de exportación. Puedes usar empresas de mensajería consolidadas y bien consideradas, o empresas más pequeñas que tal vez te aporten mayor flexibilidad.

Analizar la estrategia de proveedores correcta

Saca el máximo partido a tus colaboraciones con terceros. Es posible que ellos puedan ofrecerte opciones más económicas que las empresas de transporte.

Pide a tu proveedor de distribución que te explique su estrategia de transporte. Muchas empresas de distribución de pedidos internacionales son especialistas a la hora de mantener los costes de envío en un nivel más bajo.

Para conseguirlo, utilizan empresas de transporte estatales que, a diferencia de los transportistas privados, no aplican tarifas de agente de aduanas. También pueden utilizar almacenes locales internacionales para reducir los costes de entrega y realizar envíos masivos desde tu empresa hasta sus almacenes.

El resultado es muy positivo, ya que se reducen los gastos de envío que deben pagar los clientes del nuevo mercado y eso les da un motivo más para elegir tus productos.

Analizar la estrategia de última milla

Puedes combinar el correo postal con la mensajería según el valor de tus productos y la rapidez de entrega necesaria.

Es muy importante que contrates el servicio de mensajería con antelación, sobre todo en el último trimestre del año. En esta época los envíos se acumulan en todo el mundo debido a las compras navideñas y a las promociones de fin de año de las tiendas y de empresas de otros sectores. Debes estar preparado para mejorar los plazos de entrega durante este periodo tan activo.

Definir la estrategia de primera milla

Puedes desarrollar una estrategia propia de primera milla a través de las empresas de transporte consolidadas que elijas para distribuir tus productos.

4 Respetar las políticas

Evaluar los flujos de importación y exportación de los proveedores a la empresa y de la empresa al nuevo mercado de exportación

El proceso de envío de productos de comercio electrónico a un país vecino es el mismo que se utiliza en los envíos y las exportaciones internacionales.

Cuando un cliente hace un pedido en tu sitio web, tu proveedor de distribución recoge el producto en tu empresa (si no lo tiene ya en su almacén).

Desde allí lo embala, cumplimenta la documentación de envío y se coordina con la empresa encargada de realizar el envío para entregar el producto al cliente.

Es fundamental conocer las condiciones de envío aplicables a los clientes internacionales para saber qué costes y elementos de envío adicionales se derivan del carácter transfronterizo de la normativa de los Términos Comerciales Internacionales (Incoterms).

Las normas Incoterms son las mismas en la exportación tradicional de productos que en el comercio electrónico transfronterizo.

Debes saber quién asume todos los costes y riesgos asociados a un contrato de compraventa entre tu empresa y el mercado potencial extranjero. El hecho de conocer las condiciones de entrega estipuladas en tus contratos de compraventa internacionales reducirá las dudas y los malentendidos tanto para tu empresa como para las personas que compren tus productos.

Analizar la estructura de las entidades y su responsabilidad fiscal

Comprueba si debes crear una entidad en una región y encargarte personalmente de las importaciones, o bien si debes recurrir a un tercero para comprar tus productos e importarlos sin crear ninguna entidad.

Conocer los impuestos y las implicaciones fiscales de las principales categorías de productos de importación

Averigua cuál es su relación con el país de exportación que has elegido.

Evitar las barreras arancelarias y comerciales que puedan dar lugar a precios prohibitivos

Para ello, utiliza las herramientas de comercio disponibles en el mercado, como los acuerdos de libre comercio o los depósitos aduaneros.

Si dedicas tiempo a planificar tu estrategia de logística y distribución de pedidos, lograrás que tus productos lleguen a los clientes de forma eficaz y rentable, allí donde estén.