Aspectos legales relacionados con la exportación

Cumplimiento de la legislación de exportación

Aspectos legales relacionados con la exportación

Si consigues familiarizarte con las leyes de exportación y con los temas administrativos relacionados con el comercio internacional, vender tus productos en el extranjero te resultará mucho más fácil. Además, conocer las reglas básicas sobre los costes de los servicios jurídicos, la documentación y las disposiciones aduaneras te permitirá tomar decisiones fundamentadas en tus mercados objetivo.

Exportaciones: aspectos legales que debes tener en cuenta

Si no tienes práctica en el campo de la exportación, lo más acertado es empezar con una estrategia modesta e ir acumulando experiencia. Para que la conquista de tu mercado sea todo un éxito, ten en cuenta tres cuestiones clave desde el principio.

1. ¿Tienes que realizar trámites y pagar impuestos arancelarios?

En muchos casos, los impuestos arancelarios se pagan en el país al que exportas tus mercancías. Estos impuestos se determinan según la clasificación o el código de mercancías del sistema armonizado que corresponda a tus productos.

Un sistema arancelario armonizado es un sistema internacional estandarizado de designaciones y números que sirve para clasificar los productos que se importan o exportan en más de doscientos países.

Los códigos de mercancías simplifican la cumplimentación de los documentos aduaneros. Las mercancías que se exportan a países de dentro y fuera de la UE reciben códigos de ocho cifras, mientras que las mercancías que se importan desde fuera de la UE se designan con códigos de diez cifras.

Si el país donde importas tiene un acuerdo comercial con el país desde el que vendes, o ambos forman parte de una unión aduanera común, las actividades de exportación e importación requerirán menos papeleo y los procedimientos serán más fáciles.

Por ejemplo, si exportas mercancías a Alemania desde el Reino Unido, o viceversa, seguramente no tendrán que pasar por la aduana. Sin embargo, esta situación podría cambiar con la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

2. ¿Debes solicitar un número de IVA en el país al que vas a exportar?

Solicitar un número de IVA implica más papeleo y guardar un registro de la documentación, motivos por los cuales las empresas que exportan a pequeña escala siguen distintas estrategias. Si es tu caso, podrías exportar a través de un distribuidor o contratar a un profesional para que se encargue de todas las gestiones relacionadas con el IVA.

3. ¿El país desde el que exportas exige ciertos requisitos?

Si los productos que exportas se ven afectados por cuestiones relacionadas con la política exterior o la seguridad nacional, es posible que debas solicitar una licencia de exportación. Sería el caso, por ejemplo, de los artículos comerciales que puedan tener un uso militar o productos de encriptado.

Para obtener una licencia de exportación, antes debes obtener el consentimiento del Gobierno del país desde el que se exporta. De esta manera, se podrían enviar las mercancías a un determinado país de destino, o bien a un usuario o destino final. Algunos países podrían incluso aplicar impuestos de exportación, aunque no es habitual.

Las autoridades gubernamentales en materia de comercio disponen de amplia información y directrices sobres cuestiones relacionadas con los impuestos arancelarios, tasas y licencias de exportación, así como otros requisitos obligatorios.

Obtén más información en GOV.UK.

Cuestiones relacionadas con los pagos

La actividad de exportación también plantea muchas cuestiones relacionadas con los procedimientos y los plazos de los pagos. Dado que estos trámites pueden llegar a ser complicados, deberías contemplarlos en tus planes de flujo de caja.

Ten en cuenta estas preguntas:

  • ¿El precio de las mercancías que exportas se abonará antes o después de la entrega?
  • ¿Has concedido líneas de crédito a los compradores?
  • ¿Puede tu empresa financiar las exportaciones con el capital del que dispone?
  • ¿Tendrás que financiar las exportaciones con recursos externos?

Ten en cuenta el tiempo que se necesita para empaquetar, transportar y despachar en aduana las mercancías exportadas en el país de destino. Con estos trámites suele haber más riesgo de pérdidas o daños que pueden afectar a los plazos de pago e incluso conllevar impagos.

Para sortear estos obstáculos, existen organizaciones de especialistas que ofrecen seguros o se encargan de gestionar crédito para facilitar el flujo comercial.

Las reglas Incoterms (International Commercial Terms, Términos de comercio internacional) se crearon para aclarar y homogeneizar los términos que se utilizan en los contratos entre importadores y exportadores. Si te familiarizas con ellas, sabrás cuáles son los costes y el tiempo de expedición adicionales del comercio transfronterizo de tus mercancías. Normalmente, estos costes los asumen los clientes.

Encontrarás más información sobre las reglas de Incoterms en nuestra guía sobre los envíos internacionales.

Si quieres contar con una estrategia de exportación sólida desde el principio, debes informarte con antelación sobre los aspectos administrativos y legales relacionados con las exportaciones propios de tu mercado de exportación objetivo.