Expandir el negocio a mercados nuevos

Descripción general

Expandir el negocio a mercados nuevos

El reto

Conseguir que tu sitio web sea relevante para todos los usuarios que lo visitan. Si utilizas una estrategia adecuada en relación con los detalles de pago, los términos de búsqueda, el idioma y los aspectos legales, te será mucho más fácil ganarte la confianza de los clientes, sea cual sea su procedencia.

El objetivo

Considerar tu negocio como una empresa internacional con clientes locales, en lugar de una empresa local con clientes internacionales.

La estrategia

1 Ayuda a los usuarios a encontrar tu empresa

La localización de tu estrategia de SEO internacional no se limita a la traducción. La herramienta Market Finder puede recomendarte palabras clave que te ofrezcan buenos resultados en cada mercado. No obstante, también debes saber cómo interactúan los nuevos usuarios con esos mercados y cómo puedes ayudarles a encontrar tu empresa.

2 Ten en cuenta la moneda y los métodos de pago

Es muy importante que los precios de tus productos y servicios estén expresados en la moneda local, ya que tener que convertir precios disuadirá a muchos clientes.

Las preferencias de pago varían según el país. El 30 % de los compradores online de todo el mundo afirman que difícilmente formalizarían una compra en un sitio web en el que no pudieran utilizar su forma de pago preferida.1

Aunque las tarjetas de crédito y de débito son el método de pago más extendido en muchos países europeos, en Alemania solo las utiliza un 25 % de la población. El 38 % de los consumidores de este país prefieren la domiciliación bancaria electrónica (ELV). Por otro lado, el 35 % de los habitantes de Suecia y Polonia optan por la banca online para realizar transacciones de comercio electrónico. Otro 20 % de la población sueca utiliza facturas tradicionales. En Polonia, el 15 % de los consumidores pagan sus compras online a través de métodos en efectivo. En los Países Bajos, el 55 % de los consumidores utilizan iDeal, un sistema de pago parecido al ELV que se emplea en Alemania. En China, prefieren Alipay, Tenpay o incluso el pago a la entrega.

Así pues, es muy recomendable conocer las preferencias de pago de los nuevos mercados. Recuerda que debes recalcular los precios periódicamente para asegurarte de que utilizas el tipo de cambio vigente.

La exportación de un producto o servicio a nuevos mercados no tiene por qué ser una tarea camaleónica; no hace falta que rediseñes tu marca ni que cambies los productos por completo. Market Finder pone a tu alcance los datos y las estadísticas que necesitas. Es una herramienta sencilla y práctica que te permite estudiar nuevos mercados y te ofrece la información necesaria para proporcionar una experiencia local a los clientes.

3 Ofrece un servicio que satisfaga a los clientes

Uno de los elementos clave del crecimiento de una empresa es el servicio de atención al cliente. Si es satisfactorio, habrá más posibilidades de que los clientes repitan, aumenta el volumen de ventas y se generan clientes potenciales. Por esta razón, es uno de los principales factores que debe tenerse en cuenta al introducirse en mercados internacionales.

Es imprescindible que los nuevos clientes puedan solicitar información sobre productos y servicios, o devolver artículos, en su idioma. Si quieres tener una presencia importante en un nuevo mercado, debes tener un equipo de asistencia nativo. Ahora bien, si al principio no vas a tener mucha presencia, también tienes opciones de bajo riesgo y coste reducido, como los servicios de asistencia, foros y comunidades multilingües, y las traducciones de chats en tiempo real.

4 Respeta la legislación local

Infórmate sobre la legislación por la que se rigen los nuevos mercados objetivo y asegúrate de que comprendes la normativa aplicable. Dada la complejidad de la materia, lo mejor es recurrir a los conocimientos y la experiencia de un experto local. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Licencias y permisos: averigua si necesitas un permiso especial para vender tus productos.

  • Impuestos: averigua si los precios deben incluir impuestos. Infórmate sobre los impuestos que debes pagar y sobre las exenciones fiscales existentes.

  • Marcas, patentes y derechos de autor: averigua si debes presentar una solicitud relacionada con alguno de estos derechos o, al menos, comprueba que no incumplas ninguno.

  • Privacidad de datos: averigua si las leyes de privacidad autorizan la recogida de datos de los usuarios.

  • Restricciones de edad: si vendes artículos con restricciones de edad, infórmate de los requisitos de verificación aplicables a las plataformas de comercio electrónico.

  • Seguro empresarial: piensa en la responsabilidad general, profesional, comercial y de producto que tienes. Averigua si hay algún tipo de seguro que pueda serte útil o si es obligatorio contratar uno.

  • Embalaje y etiquetado: infórmate de las restricciones y los requisitos.

  • Publicidad: infórmate del tipo de publicidad que se permite y el que no.

Con el Índice de facilidad para hacer negocios del Banco Mundial puedes hacerte una idea del grado de dificultad de un país concreto. Este índice clasifica del 1 al 190 la facilidad con la que una empresa puede crear una filial local y hacer negocios en las distintas economías del mundo. La clasificación de un país en este índice se basa en la evaluación de diez temas, entre los que se incluyen la disponibilidad de electricidad, la facilidad de obtener crédito y el potencial de comercio transfronterizo.

Puedes consultarlo aquí.

5 Utiliza técnicas de branding

Las marcas internacionales se basan en una comunicación global: utilizan el mismo logotipo, la misma visión y el mismo conjunto de valores en todos los mercados para que los consumidores las reconozcan fácilmente en cualquier lugar del mundo. Es como si tu empresa fuera una persona, y tu marca, su personalidad. Los seguidores de tu marca quieren seguir sintiéndose identificados con ella. Tu objetivo debe ser mantener la misma imagen, esencia y actitud de marca en todo el mundo. No obstante, también es fundamental ofrecer una versión localizada en cada mercado nuevo. Es una cuestión de equilibrio.

6 Habla el mismo idioma que tus clientes

Aproximadamente un 75 % de los consumidores tienden a comprar en sitios web escritos en su idioma.1 Por eso, para conseguir buenos resultados en todo el mundo, es fundamental hablar la misma lengua que los mercados objetivo. Ten en cuenta todas las opciones. Por ejemplo, en países como Suiza, Canadá y Sudáfrica se habla más de un idioma. Asimismo, idiomas como el árabe, el chino o el español tienen varios dialectos.

Nota

Si tienes una aplicación, también vale la pena consultar:

  • El número de descargas, los comentarios de los usuarios y las redes sociales para encontrar mercados potenciales.
  • Los consejos de optimización de Google Play Console para saber si

tu aplicación ya está consiguiendo popularidad en algunos países. * La página de selección de idioma de Google Play Console, donde se incluye lo siguiente: * Los principales idiomas y países donde se han instalado aplicaciones como la tuya. * El porcentaje de descargas correspondientes a usuarios de estos idiomas. * Más información que te ayudará a diseñar la estrategia de penetración en los mercados de estos países.

Ten en cuenta el idioma del mercado objetivo, pero localiza tu sitio web solo si es necesario. Por ejemplo, el 87 % de los holandeses hablan inglés, por lo que tal vez no sea necesario traducirles tu sitio web. En cambio, el 95 % de los polacos prefieren los sitios web en su idioma.2 Market Finder te ayuda a conocer las preferencias locales y a gestionar sitios web multilingües y multirregionales. Esta solución te ofrece las herramientas y la asistencia necesarias, así como estadísticas y guías detalladas sobre la localización de sitios web para nuevos mercados.

Utilízala para identificar los mercados clave a los que puedes expandir tu negocio.