Guía para conseguir una localización de calidad

Cómo crear y mantener contenido localizado de calidad

Guía para conseguir una localización de calidad

1 Descripción general

El reto

La oferta de tu empresa debe tener la misma calidad en todos los mercados. Esta calidad también debe verse reflejada en el idioma que utilices para comunicar tu mensaje. Una vez que hayas elegido el servicio de traducción adecuado, ya sea interno o externo, debes pensar en cómo supervisarás, facilitarás y mantendrás la calidad del proceso.

El objetivo

Supervisar, facilitar y mantener la calidad del proceso de traducción para ofrecer un servicio uniforme y la misma imagen de marca en todo el mundo.

La estrategia

A continuación te ofrecemos varias directrices para ayudarte a aplicar un proceso de control de calidad sistemático en toda la estrategia de localización.

Antes que nada, evalúa el alcance de tu estrategia de localización. Estas preguntas pueden ayudarte:

  • ¿Qué recursos y herramientas de traducción tenemos a nuestro alcance?
  • ¿Cómo encontraremos a traductores y revisores experimentados?
  • ¿Quién dirigirá el proceso de control de calidad de la estrategia de localización?

2 Crea un equipo de lingüistas y clasifica el contenido

Estos pasos contemplan desde la creación de un sistema de control de calidad básico hasta la aplicación de una estrategia más avanzada.

Paso 1: Refuerza el equipo de traductores

Tanto si tu equipo está formado por traductores internos como por traductores externos, utiliza los siguientes criterios como referencia para asegurar la calidad de las traducciones:

Contrata a lingüistas nativos

Consigue hablantes nativos de cada idioma al que localices tu contenido.

Busca especialistas cuando sea necesario

Si el contenido incluye terminología especializada (relacionada con productos interempresariales, técnicos o específicos del sector), contrata a lingüistas que tengan experiencia en la traducción de este tipo de contenido.

Dota a los traductores de los recursos adecuados

Proporciónales glosarios y guías de estilo actualizados y específicos del idioma y del producto del mercado de destino.

Paso 2: Identifica los distintos tipos de contenido y su prioridad de localización

Es poco probable que en el proceso de control de calidad se revisen todas las palabras localizadas. Por ello, debes analizar el contenido localizado para identificar a qué tipo pertenece y determinar qué prioridad le darás en el proceso de revisión.

Tipo de contenido Definición Ejemplos Prioridad de revisión
Branding y marketing Contenido que apoya las ventas y la comunicación con el cliente. Sitios web, material de ventas, campañas de marketing, lemas y llamadas a la acción. Alta

Suele ser el contenido más visible. También se dirige a clientes nuevos y potenciales que todavía no están fidelizados con la marca.
Legal Contenido que informa a los clientes de los requisitos legales, que contiene acuerdos legales o que debe mostrarse por exigencias de la ley. Acuerdos de privacidad, contratos, formularios y otros avisos legales. Alta

Una mala traducción puede tener repercusiones legales para la empresa. Consejo: Lo ideal sería que este contenido fuera traducido por lingüistas con experiencia en traducciones legales y revisado por el equipo legal.
Interfaces de usuario y aplicaciones móviles Interfaces de usuario (IU) o aplicaciones que tu empresa ha creado para los clientes. Paneles u otro tipo de IU propiedad de tu empresa; aplicaciones móviles independientes. Variable

Comprueba el tráfico y las métricas de usuario. Cuanto más visible sea el contenido, mayor prioridad de revisión debes darle.
Asistencia Contenido que los clientes pueden consultar para solucionar problemas por su cuenta. Manuales, guías de usuario y centros de ayuda. Variable

Comprueba el porcentaje de clientes que utilizan este contenido en cada idioma y establece la prioridad de revisión en consecuencia.

3 Control de calidad

Paso 3: Crea procesos de control de calidad del contenido

Un proceso de control de calidad óptimo consta de dos puntos clave:

a. Revisión lingüística

Asegúrate de que la traducción transmita la misma información clave que el contenido original. Comprueba que la terminología sea coherente y que siga el glosario, que se utilicen las fuentes que establece la guía de estilo, etc.

La organización del proceso dependerá del volumen de proyectos de localización. Por ejemplo:

Localización única

Un hablante nativo revisa la traducción, preferiblemente con una herramienta de traducción asistida por ordenador (TAO) para que su trabajo pueda aprovecharse en revisiones posteriores.

Volumen de localización bajo a medio

Un proveedor se encarga de las traducciones y de la revisión final del contenido. Las traducciones y la revisión se realizan con una herramienta TAO. De este modo, cada proyecto puede servir de referencia en trabajos de localización posteriores y se pueden aprovechar traducciones anteriores del contenido que ya se haya traducido.

Necesidades de localización continuadas

Un proveedor utiliza una herramienta TAO para coordinar el flujo de trabajo de localización y crear un historial (o memoria de traducción) con proyectos anteriores. Revisores especializados evalúan cada proyecto de localización y se realiza un seguimiento de los resultados para identificar mejoras sistemáticas y evaluar el rendimiento de los traductores. Invita a los lingüistas a tu empresa de vez en cuando para que conozcan mejor tu negocio y las necesidades relacionadas con el contenido.

b. Validación técnica

Ejecuta el código de una versión localizada de tu sitio web o aplicación para asegurarte de que el texto se muestre correctamente. Comprueba el aspecto del contenido en distintas pantallas, tanto en ordenadores como en dispositivos móviles. El objetivo es detectar posibles errores antes de que la versión localizada de tu sitio web o tu aplicación se muestre a los clientes.

Paso 4: Evalúa la calidad de tu localización comparándola con indicadores de rendimiento clave

Puedes medir y supervisar los resultados de tu estrategia de localización. Utiliza los siguientes indicadores clave de rendimiento como punto de partida y haz un seguimiento de las mejoras a lo largo del tiempo.

Por ejemplo, si el porcentaje de conversiones de tus visitantes es bajo en un mercado, analiza detenidamente la calidad de la traducción correspondiente a esa región y solicita a hablantes nativos que evalúen el contenido.

Indicadores clave de rendimiento: aspectos lingüísticos • Fluidez, estilo y tono
• Cumplimiento
• Significado
• Gramática
• Puntuación y ortografía
Indicadores clave de rendimiento: impacto en el negocio • Adquisición de nuevos clientes en los mercados objetivo
• Tráfico del sitio web (por país e idioma)
• Porcentaje de conversiones de los visitantes
• Porcentaje de cuota de mercado
• Porcentaje de ROI de la traducción

Una vez consideradas estas directrices de gestión de calidad, el próximo paso es elegir a los profesionales que darán vida a tu contenido en distintos idiomas.