Maximizar el branding para ganar mercados internacionales nuevos

Descubre cómo ampliar tu negocio internacionalmente con una presencia de marca sólida

El aumento del uso de la Web ha eliminado muchas de las barreras que dificultaban la expansión internacional y ha puesto al alcance de las empresas un sinfín de oportunidades para conseguir tener presencia en todo el mundo. A la hora de expandirse internacionalmente, es importante mantener la marca como eje de la estrategia.

La marca es tu activo más valioso

Tu empresa es como una persona y la marca es su personalidad. Es la promesa que haces a los clientes sobre tu negocio, tus productos o tus servicios. Cuando una persona se comporta de manera inusual, los que la conocen se preocupan. A los seguidores más fieles de una marca les pasará lo mismo si esa marca deja de ofrecerles aquello a lo que están acostumbrados.

Empecemos por el principio

Es importante mantener los valores y la dignidad de la marca independientemente de lo que crezca.

¿Cómo?

Para empezar, analiza con detalle lo que has hecho bien:

  • ¿Qué cualidades excepcionales tiene tu marca que le permiten tener presencia en todo el mundo?
  • ¿Qué hace que tu marca destaque sobre las demás?
  • ¿Qué hace que los clientes elijan tu marca y le sean fieles?
  • ¿Qué les dice sobre ellos mismos el hecho de haber elegido tu marca?
  • ¿Qué asociaciones emocionales y qué experiencia tienen al interactuar con tu marca?
  • ¿Cuáles son tus valores de marca, tu visión y tu objetivo?

Piensa en cómo conseguir expandirte de manera global sin perder el control de todos esos activos tan importantes para la marca.

Debes basar la estrategia de expansión a mercados internacionales en los pasos que has seguido hasta el momento para consolidar la marca y el negocio. Al entrar en nuevos mercados, analiza si las acciones o la estrategia de comunicación que estás llevando a cabo contribuyen a ofrecer tu experiencia de marca característica. Aunque inicialmente te centres en el marketing basado en el rendimiento, la fase de expansión es el momento clave para impulsar la marca en todos y cada uno de los puntos de contacto.

Diseña estrategias a medida

La marca no encajará de igual manera en todos los países.

Fíjate en los aspectos culturales de cada mercado nuevo: cuáles son sus tendencias, qué valoran sus consumidores y qué proceso siguen al tomar decisiones de compra. Market Finder puede ayudarte a detectar nuevos mercados, a superar las barreras del idioma y la ubicación, y a informarte sobre los requisitos legales y normativos.

Si tienes una empresa que funciona únicamente online, recuerda que este modelo de venta impersonal puede tener mayor aceptación en unos mercados que en otros. También debes tener en cuenta que basarse en suposiciones puede resultar peligroso para el negocio. Por ejemplo, aunque Japón pueda parecer la cuna de la tecnología digital, en realidad es un país en el que se da un gran valor cultural a las relaciones personales, por lo que vender productos a través de partners locales puede ayudarte a alcanzar tus objetivos con mayor rapidez.

Consolida la marca mientras amplías el negocio

Cuando encuentres un mercado adecuado, revisa todos los elementos de la marca, el logotipo, el eslogan y los nombres de los productos para detectar expresiones, símbolos o colores que puedan confundir u ofender a los consumidores. Localiza todos los elementos para adecuarlos a la cultura de destino. Piensa si puedes adaptar al mercado nuevo las mismas estrategias de branding que utilizaste para captar a la audiencia que ya tienes.

Por último, si tratas con terceros, como agencias, distribuidores, franquiciados o mayoristas, debes procurar que ellos también conozcan las características de tu marca, y hacerles saber cómo quieres que vendan tus productos, apliquen el control de calidad y ofrezcan el servicio de atención al cliente.

Como el mundo online permite competir de manera global en igualdad de condiciones, conseguir que una pequeña tienda local se convierta en una gran compañía internacional es un objetivo realista.

Busca mercados extranjeros que se adecuen a la identidad de tu empresa y a lo que ofrece. Protege tu marca, proyéctala y hazla crecer utilizando una estrategia adaptada a las características del mercado de los nuevos clientes potenciales. Solo así conseguirás transmitir tu mensaje en cualquier lugar del mundo.