Cómo abordar la localización de sitios web

Una guía para que tu sitio web se sienta local

Cómo abordar la localización de sitios web

1 Descripción general

El reto

Alrededor del 75% de los consumidores tienen más probabilidades de realizar compras en sitios web que muestren la información en su idioma.1 Esto significa que, si planeas llevar tu empresa al plano global, hablar el idioma de tu mercado objetivo es un factor fundamental para alcanzar el éxito.

Tu objetivo

Maximizar la participación de los usuarios mediante la creación de un sitio web que se vea, se sienta y se lea local y que, al mismo tiempo, sea tan eficaz en el desarrollo de la marca y las ventas como el sitio original.

Cómo hacerlo

Convoca a un equipo para determinar tu estrategia de localización. Como punto de partida, considera estas preguntas:

  • ¿Qué idiomas hablan los clientes a los que quieres dirigir el sitio? Ten en cuenta las distintas variables. Por ejemplo, en países como Suiza, Canadá y Sudáfrica, se hablan varios idiomas. A su vez, idiomas como el chino, el árabe y el español, entre otros, tienen varios dialectos.

  • ¿Tu sistema de administración de contenido (CMS) es compatible con múltiples idiomas?

  • ¿Quién controlará que el contenido del sitio (p. ej., imágenes, símbolos, colores y textos) sea adecuado para tu mercado?

  • ¿Cuenta tu sitio con un diseño responsivo para los dispositivos móviles?

Sugerencia

Si tu mercado es una comunidad expatriada de gran tamaño, es posible que los clientes prefieran que el contenido se encuentre en su propio idioma y que los precios figuren en la moneda local.

2 Optimiza el diseño de tu interfaz de usuario (IU) para la localización

Habla con tu equipo de diseño acerca de cómo crear diferentes IU que se adapten a todos los idiomas objetivo. Este diseño les permitirá a los traductores enfocarse en la precisión de la traducción. Tu IU debe:

Ser capaz de adaptarse a las variaciones:

  • Espaciado: p. ej., el alemán suele ser más largo que el inglés, y el árabe ocupa más espacio en sentido vertical.
  • Densidad: p. ej., los caracteres del chino tradicional presentan un alto nivel de detalle, por lo cual es conveniente utilizar fuentes de tamaño 12 o más grandes.
  • Idiomas de derecha a izquierda: p. ej., árabe, hebreo, persa.

Incluir:

Sugerencia

La transliteración consiste en escribir palabras o letras con los caracteres más parecidos de otro alfabeto. Por ejemplo, "Rusia" en el alfabeto cirílico, "Россия", suele transliterarse como "Rossiya" (y se traduce como Rusia).

3 Desarrolla el sitio de modo que sea compatible con las necesidades de i18n

La internacionalización es un proceso que consiste en completar los preparativos necesarios para la localización. Permite garantizar que los productos y los servicios puedan traducirse fácilmente a otros idiomas y culturas locales. Normalmente, se abrevia como "i18n".

Procura que el sitio sea fácil de utilizar para todos, tanto clientes como traductores. Primero, trabaja con los ingenieros para codificar el sitio en función de los distintos idiomas y tipos de contenido. Luego, crea una guía sobre la ingeniería de la localización. Estas son algunas recomendaciones para la codificación y la ingeniería del sitio:

  • Herramientas y flujo de trabajo

    • Asegúrate de que los comandos, botones y formularios sean fáciles de comprender en todas las culturas.
    • Permite que los usuarios configuren el idioma de su preferencia mediante un selector de idioma universal (ULS).
    • Consulta los perfiles de idioma de los usuarios a fin de identificar qué idiomas prefieren los hablantes de varias lenguas.
  • Manejo de caracteres y strings

    • No muestres strings de IU sin traducir a los usuarios.
    • Almacena todos los datos en un formato neutral respecto del idioma y el país (p. ej., Unicode, para tus strings).
  • Bibliotecas

    • Utiliza bibliotecas estándares de la industria para los formatos de idiomas específicos (p. ej., Unicode Common Locale Data Repository [CLDR]) para fechas, horas, zonas horarias, números y monedas.
    • Crea una biblioteca de identificadores internacionales para representar correctamente los distintos idiomas y regiones (según sea necesario).

4 Crea tus recursos lingüísticos

Reúne un equipo de traductores para crear un glosario y una guía de estilo.

Glosario

Debe contener instrucciones para la traducción de las palabras y las frases más importantes del sitio web, como la marca, los nombres de los productos y las características principales.

alt text

Básico Crea un glosario simple

Identifica entre 10 y 50 términos que consideres que son los más utilizados en el sitio web.

Crea una hoja de cálculo con una fila para cada término.

Agrega una columna para cada idioma del programa de localización.
Intermedio Desarrolla el glosario

Invierte en traductores y revisores profesionales. Contrata especialistas lingüísticos de tu nuevo mercado para traducir los términos clave.

Revisa y actualiza el glosario actual. Si el tono de un producto nuevo no coincide con el de los productos existentes, crea un glosario nuevo para ese producto.

Elige un sistema de administración terminológica. Utiliza herramientas de autoría de alta calidad para administrar las traducciones de tus productos y servicios.
Avanzado Administra el glosario:

Automatiza el proceso. Utiliza una herramienta de administración de glosarios.

Amplía el impacto. Crea glosarios específicos para los distintos productos.

Desarrolla un flujo de trabajo:

1. Solicita a tus equipos que busquen términos nuevos regularmente.

2. Reemplaza los términos obsoletos.

3. Recopila métricas sobre los términos de búsqueda más importantes a fin de redactar contenido optimizado para la SEO.

Guía de estilo

Una guía de estilo permite garantizar la coherencia de la redacción y el formato en el contenido del sitio web y las apps.

Básico Crea una guía de estilo básica

Recopila en un documento los recursos existentes de redacción y diseño.

Determina qué normas se deben seguir.

Selecciona 2 o 3 ejemplos de contenido redactado recientemente y utilízalos para determinar cuál es tu estilo "natural". Piensa en las palabras, las frases y los componentes más comunes de tus oraciones.

Crea estándares para cada tipo de contenido en función de tu estilo natural.
Intermedio Evalúa la guía de estilo

Revisa tu guía. Obtén comentarios de los miembros de los equipos de Marketing, Ventas, Atención al cliente, etcétera.

Obtén un panorama global de las necesidades de los distintos equipos. Utiliza esta información para garantizar que la guía de estilo satisfaga las necesidades de todos.

Evalúa periódicamente la guía de estilo. Revísala y actualízala para garantizar que no pierda su utilidad.
Avanzado Optimiza la guía de estilo

Amplía tu material. Crea guías de estilo específicas para los distintos idiomas (y productos).

Publica la guía. Alójala en una plataforma accesible para todas las partes interesadas.

Facilita la incorporación de usuarios nuevos. Asegúrate de que los nuevos desarrolladores de contenido se familiaricen con la guía.