Cómo maximizar tu estrategia de marca puede ayudarte a ganar nuevos mercados internacionales

Cómo maximizar tu estrategia de marca puede ayudarte a ganar nuevos mercados internacionales

El surgimiento de la Web ha demolido muchos obstáculos para la expansión internacional, con lo quelas oportunidades de crecimiento en todo el mundo son prácticamente ilimitadas.

¿Estás listo para salir al mundo? Sólo recuerda mantener tu marca en el centro de la escena cuando lo hagas.

Tu marca es tu bien más preciado

Piensa en tu organización como una persona, y en tu marca como la personalidad de esa persona. Es la promesa que les haces a tus clientes sobre la actividad comercial, los servicios o los productos. A la gente le perturba que nosotros, como personas, nos comportemos de un modo atípico. Los más acérrimos defensores de tu marca se sentirán igual si la marca cambia y pasa a ser algo que desconocen o que ya no consideran importante, lo cual modificaría su manera de interactuar con ella y, quizás, sus razones para hacerlo.

Comencemos desde el principio

Es así de simple y así de difícil: asegúrate de que tu marca mantenga el mismo aspecto, el mismo tono y el mismo comportamiento de siempre, sin importar lo mucho que crezca.

¿Cómo?

Para empezar, identifica exactamente lo que hiciste bien:

  • ¿Qué es lo que hace a tu marca tan fantástica que está pensando en abrirse al mundo?
  • ¿Qué hace exactamente que tu marca brille y se destaque?
  • ¿Qué hace que tus clientes te elijan y te sigan siendo fieles?
  • ¿Qué les dice a ellos de sí mismos el hecho de que te elijan a ti?
  • ¿Cuáles son sus asociaciones emocionales y experiencia al interactuar contigo?
  • ¿Cuáles son los valores de tu marca, tu visión y tu misión?

Entonces, ¿cómo irrumpes en una cultura y un público nuevos sin dejar de lado todos estos valores fundamentales de la marca?

Usa lo que hiciste para desarrollar tu marca y tu negocio actual como mapa para seguir avanzando. Al abrirte paso en nuevos mercados, pregúntate: ¿esta acción o esa comunicación son coherentes con tu experiencia intrínseca de la marca? Incluso si tu enfoque comienza con el marketing de desempeño, este es un momento clave para asegurarte de que cada punto de contacto contribuya al crecimiento de tu marca.

No hay un modelo universal para todos

No todos los países te recibirán de la misma manera.

Aprende los aspectos culturales del nuevo mercado: sus tendencias, lo que valoran los consumidores y el modo en que estos toman sus decisiones de compra. Market Finder puede ayudarte a identificar nuevos mercados, superar las barreras lingüísticas y geográficas, y conocer mejor los requisitos legales y normativos.

Si solo tienes presencia en Internet, también debes recordar que un modelo de ventas sin interacción puede prosperar más en ciertos mercados que en otros. Acepta el hecho de que las suposiciones pueden ser peligrosas. Por ejemplo, aunque Japón parezca ser el hogar de todo lo digital, en realidad es un país en el que las relaciones personales tienen un alto valor cultural, por lo que la venta a través de socios locales podría ser un camino más rápido hacia el éxito.

Haz crecer tu marca mientras se expande

Una vez que hayas encontrado un mercado que se ajusta a lo que estás buscando, revisa todos los aspectos de tu marca, logotipo, eslogan y nombres de productos para determinar si tienen palabras, símbolos o colores que puedan malinterpretarse o resultar ofensivos. Localiza todos los activos para que sean culturalmente adecuados. ¿Las estrategias de desarrollo de marca que usaste para captar tu público inicial podrían ajustarse para que funcionen en tu nuevo mercado?

Por último, si recurres a terceros (agencias, distribuidores, franquicias, mayoristas), ellos también deben comprender tu marca y cómo representa el modo en que tú deseas que se desarrolle el control de calidad de tu producto y el servicio de atención al cliente.

Debido a que el mundo en línea continúa nivelando el campo de juego internacional, lograr que tu marca pase de ser una boutique local a un gigante internacional es un objetivo realista.

Busca mercados extranjeros que se ajusten a lo que tú eres y ofreces. Protege, proyecta y construye tu marca posicionándote de una manera que resuene con los nuevos clientes potenciales. De esa forma, esté donde esté, tu marca hablará su idioma.